Hoy lo que más nos interesa es el empleo

El año pasado, la pérdida de empleos por el Covid-19 fue constante para los ecuatorianos. Con la quiebra o bajo rendimiento de empresas se despidieron a 700 mil personas. Los que por fortuna no pasamos por ello, vivimos en la incertidumbre sobre qué pasará con nosotros.

Se siente horrible cuando haz creado un patrimonio con tus propios méritos durante años y una crisis lo destruye en cuestión de días. Despedirse de lo que construimos con tanto esfuerzo es algo por lo que nunca deberíamos de pasar.

Las personas honestas y trabajadoras queremos sin duda algo del próximo gobierno: recuperar nuestro empleo y vida digna. Por eso es importante que el siguiente mandatario tenga en sus prioridades hacer todo lo posible para erradicar el desempleo.

Las promesas extravagantes no siempre se cumplen

Para acabar con esta situación financiera que nos afecta a todos en el Ecuador, necesitamos que haya propuestas efectivas y realistas. Quien prometa soluciones inmediatas e improvisadas solo nos utiliza para su propio beneficio.

El candidato Andrés Arauz hace propuestas extravagantes que proponen soluciones milagrosas al asunto, por ejemplo, regalar mil dólares a los ciudadanos y destinar 300 millones a infraestructura.

Esto no es realista ante nuestra situación. Hay una deuda externa que debemos pagar y apenas salimos con pazos cortos de una situación crítica. ¿Por qué este hombre jura que podrá obtener todos esos recursos?

Las propuestas efectivas salvarán al Ecuador

¿Cómo podrá ser posible que regrese nuestro patrimonio que perdimos? La forma en que Ecuador podrá salir de nuevo adelante es si se crean las condiciones para que las oportunidades de trabajo aumenten.

Guillermo Lasso muchas veces lo ha dicho, es el candidato del empleo y su prioridad es que haya más y más trabajo para nosotros. Sin embargo, no nos promete algo mágico ni inmediato, más bien se puso en nuestros zapatos para saber qué necesitamos en realidad.

Él propone que se atraiga la inversión extranjera al Ecuador al bajar los impuestos de las divisas. Además, apoyará a las industrias agrícolas y ganaderas para que incluso los productos básicos tengan un costo mejor.

Asimismo, en su gobierno se invertirá en las empresas, sobre todo en las pequeñas y medianas (pymes), ylos bancos nacionales para reactivar la economía del país. También apoyará a las madres solteras y personas de bajos recursos con el fin de que no les falte el alimento ni el trabajo.

Está claro quien tiene una visión realista que nos podrá sacar de esta crisis y que no solo busca conseguir votos a toda costa. Ecuatorianos, no nos dejemos apantallar por promesas sin sentido que no harán nada a futuro. Este 7 de febrero elijamos al que sí demuestre compromiso y transparencia con nosotros.

Una vez más Carapaz le regresa la esperanza a los ecuatorianos

Richard Carapaz lideró la Vuelta a España y nos puso a todos los demás ecuatorianos en el mapa, recordando que por algo ya es reconocido como uno de los mejores del mundo en su categoría.

Justo cuando Ecuador vive un momento complicado en términos políticos y a la espera de las elecciones de 2021, viene muy bien que destaque un deportista de este tamaño, pues nos da esperanza de que no todo está perdido.

La cosa se ve venir difícil para las elecciones, tomando en cuenta que Rafael Correa ya hizo el intento regresar a través de la vicepresidencia, aunque no se lo permitieron.

Y de cualquier manera sigue buscando mover los hilos del país a través del candidato Andrés Arauz, una victoria que significaría un enorme retroceso para el país que busca cada vez más un gobierno democrático y de avanzada.

Recordemos que al propio Correa la justicia lo tiene en la mira por cuestiones de corrupción, sobornos y 10 años de un gobierno que no nos hizo nada bien.

Hoy tiene una condena pendiente de 8 años de prisión y permanece exiliado, mientras tiene pedido de detención de Interpol.

Y aunque han tratado de involucrar a Carapaz con Correa, como una manera de limpiar la imagen de Correa y ganar votos, el ciclista ha desmentido públicamente tener alguna relación con el expresidente.

Sabemos todos la realidad de Ecuador, el apoyo que el gobierno ha dado en los últimos años a los deportistas y también que, pese a que no ha habido mucho, quienes aquí vivimos los tenemos a ellos como una luz de esperanza en que todo puede mejorar.

Ecuador necesita más héroes como Carapaz, que nos hagan creer que la cosas no va tan mal, que hay posibilidades de ser mejores aún a pesar de las dificultades políticas, a pesar del Covid-19 y de la crisis económica que ha puesto a todos de cabeza.

Se necesitan más héroes como Carapaz y un presidente menos incapaz que Correa y su banda para el 2021. Ojalá eso se hiciera realidad.